Intercambio en Alemania de alumnos de Ingeniería de Alimentos

Actividades


Corresponsales

Intercambio en Alemania de alumnos de Ingeniería de Alimentos

Intercambio en Alemania de alumnos de Ingeniería de Alimentos


Estudiantes de la Universidad del Azuay que cursan la carrea de Ingeniería en Alimentos emprendieron un viaje a Alemania, país potencia en procesos de producción de alimentos, para conocer la diversidad de opciones dentro de su área laboral.

Todo comenzó cuando el profesor Diego Suárez, que ya había cursado sus estudios de cuarto nivel en Europa, incentivó a los estudiantes a participar del concurso de becas ofrecidas por el Servicio de Intercambio Académico Alemán (DAAD), en conjunto con el Departamento de Relaciones Internacionales de la UDA.

La fecha inicial para este viaje había sido estipulada para mayo de este año, sin embargo, por motivos de pandemia se terminó realizando en octubre. 

Se trató de un viaje de 11 días, donde se visitaron diversas universidades como la de Berlín, Múnich, un instituto especializado en bebidas y cervezas, y una cata de vinos.

En todas se establecieron contactos para futuras colaboraciones, como una posible visita de ellos a la Universidad del Azuay, investigaciones conjuntas e intercambio de estudiantes.

“También tuvimos un encuentro con representantes del Ministerio de la Alimentación y Agricultura y de la Agencia de Protección al Consumidor; además de visitar una fábrica de equipos para control de calidad de cereales”, señaló el profesor.

Emilia Patiño, estudiante de noveno ciclo, nos comenta acera de este intercambio: “Los procesos de producción son totalmente diferentes a los de Ecuador debido al tipo de maquinaria que se usa en Alemania, además del modelo educativo que existe, que es mucho más práctico que teórico”.

Al ser un programa de carácter internacional, se pidió que los estudiantes tuvieran un nivel de inglés adecuado para poder asistir a las charlas y cátedras. Por otro lado, se incentivó en las visitas a revisar los diversos programas de maestrías que ofrecen las universidades, como es el caso de la Múnich.

“El ver la cantidad de maestrías, prácticas y opciones de becas que se ofrecían, siento que gran parte de mis compañeros, incluyéndome, pensamos a futuro en Alemania como una opción para nuestros estudios de cuarto nivel, debido a que sus programas de estudios tienen contenidos laborales y son bastante breves” afirma Pedro Álvarez, estudiante de séptimo ciclo.

Ibrahim Rodríguez

Corresponsal UDA