Marginalia Nº 5 - Agosto de 2003

Marginalia Nº 5 - Agosto de 2003


Marginalia Nº 5 - Agosto de 2003

ORGANO DE DIFUSIÓN DE LA ACADEMIA IBEROAMERICA DE POESIA,

DIRECTORA: SARA VANÉGAS COVEÑA

CUENCA, CIUDAD UNIVERSITARIA
ATENAS DEL ECUADOR
PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD

Entrevista


Marginalia Nº 5 - Agosto de 2003

Autodidacta. Socia de la Academia Iberoamericana de Poesía, capítulo Cuenca desde su fundación. Autora de dos poemarios: “Denuncia de sueño” y “Camino de mediodía”. Apasionada de la escritura poética desde la adolescencia. Con un estilo caracterizado por gran sencillez y fuerza evocadora (el amor, la tierra, la amistad, la familia), Inés Márquez representa, sin duda, uno de los cauces más clásicos y tradicionales de la lírica ecuatoriana.

A continuación presentamos esta breve entrevista :

MARGINALIA: ¿Qué es para Usted la poesía?

IMM: La poesía da vida al espíritu. Sin ella sería la vida bastante vacía. La poesía es la que siembra de color de rosa todo lo oscuro de la vida, la que hace amar y servir a los demás. El alma parece que tuviera más alma y el cerebro está en el corazón.

MARGINALIA: ¿Cómo ha cambiado la poesía en los últimos años?
IMM: Mucho. Desgraciadamente, los que hemos escrito antes no nos sentimos hábiles para escribir así. A mí me gusta que la poesía tenga un fondo musical, que tenga algo así ... como más profundo ... escribir en forma más extensa para poder describir todo el paisaje que he soñado. Envidio a los que escriben en pocas líneas, en pocas estrofas ... Yo soy de la poesía antigua.

MARGINALIA: ¿La poesía conserva un lugar propio en esta sociedad que vive tan de prisa?
IMM: En este momento en que se vive la vida a saltos, el encanto de la poesía va deteriorándose entre la gente que no escribe, porque muchas veces se prefiere ir a una cancha de fútbol, a reuniones, a cuestiones materiales ... Ya no existen, como antes, reuniones ... con música ... donde la poesía era la reina de todo lo que íbamos viviendo. Desgraciadamente esto va decayendo. La juventud tiene muchas otras cosas que le atrae, y es muy raro ver muchachos jóvenes que se reúnan algunos minutos para escribir y leer poesía …

MARGINALIA: Entonces, ¿los tiempos actuales no son propicios para el arte, para la poesía?
IMM: Tal vez para la poesía, menos. El arte sí: se cultiva la música, hay buenos escenarios para la música, vienen artistas de otras partes, pero no poetas. En la Casa de la Cultura de vez en cuando hay reuniones, pero más para “lanzamientos” de libros y nada más ...

MARGINALIA: ¿Por qué es importante el cultivo de la poesía entre los jóvenes?
IMM: Es muy importante. Para que renazca la poesía como antes. Siendo Cuenca el centro cultural del país siempre sería una lástima que los muchachos actuales no continuaran y no hicieran renacer en ellos toda la cultura de sus antepasados. Pero, desafortunadamente, esto es lo que sucede ... Se les debería hacer ver que hay que vivir una vida más completa, donde ellos sean más útiles a la sociedad. Por ahí leí un pensamiento muy lindo: “Escribe, porque la escritura da vida a la muerte”, es decir, quien escribe se inmortaliza. Si esto no sucede, nos morimos, y nos morimos para siempre.

Un Poema DE INÉS MÁRQUEZ MORENO
MAR Y PLAYA

Un nuevo amanecer
de mar abierto,
un llegar de veleros
a la orilla
despertando en la arena
a las gaviotas
que dibujan paisajes
con sus alas ...!

Una canción de peces
y de brisas,
mientras el viento
como un hombre silba
grávido de horizontes
y de cielos ...

Y entre las blancas rocas
con espuma
desteñido de luz
se apaga el día
en una mansedumbre
como un Cristo ...

Poesía cuencana


Para salvarse del sufrimiento
se abstuvo de amar
de cometer yerros
tentó llegar a la santidad
     y a la sabiduría
por el camino de la rectitud
     y la pureza.
Se miró en los ojos de los demás
y era bello y terrible
como un arcángel.
Alguien debió llorar
     por él
la víspera de su caída.


Carlos Eduardo Jaramillo 

Poesía universal


MEMORIAS DE UN ANTIGUO VERANO
Rubia era la espiga del azul verano.
Los blancos cortijos a lo lejos daban
pinceladas claras al pardo del campo.
El río llevaba en sus aguas verdes
cabelleras de algas cuajadas de ranas.
Rompíase en crestas la mansa corriente
cuando se enfrentaba a piedras rosadas.
Éramos chiquillos que por los arroyos
buscábamos pistas de duendes y de hadas.
En las tardes tibias el sol declinaba
solemne funeral de la esperanza
Y cantaban pájaros entre las retamas.

Emilio Ballesteros (español)

Poeta invitado


Franklin Ordóñez Luna   

      Si mi voz muriera en tierra,
llevadla al nivel del mar
y dejadla en la ribera.

      Llevadla al nivel del mar
Y nombradla capitana
de un blanco bajel de guerra.

      ¡Oh mi voz condecorada
con la insignia marinera:
sobre el corazón un ancla
y sobre el ancla una estrella
y sobre la estrella el viento
y sobre el viento la vela!

             Rafael Alberti (español)
Este poema fue escrito por Rafael Alberti, integrante de la Generación del 27 española. Alberti nació en el puerto de Cádiz; el vivir al filo de la Península y tener como horizonte el Mediterráneo, nos lleva a deducir que era un enamorado del mar, y en su poética encontramos a éste como elemento no solo de aventura, sino liberador.

En el poema que comentamos el mar es el encargado de llevar la voz del poeta (su poesía) a los puertos del mundo: “Si mi voz muriera en tierra,/ llevadla al nivel del mar/ y dejadla en la ribera” La tierra firme parece amenazante, como si el cieno o la hojarasca quisieran aniquilar la voz que quiere ser libre y aventurera. El mar es el escenario; la voz, que sugiere a la poesía, y elementos cotidianos usados por los marineros, son los instrumentos que el artista utiliza para poetizar. Alberti nos sorprende con bellas imágenes superpuestas, la nueva depende de la anterior para sobrevivir y envolvernos en su magia.

De esta forma se van superponiendo un elemento sobre otro, se fusionan elementos cotidianos tangibles (bajel, insignia, ancla, estrella, vela) con la voz y el viento que son más o menos abstractos.

Y fijémonos, de paso, en la rima de los versos 1, 3, 6, 8, 10 y 12. Y en las repeticiones de las últimas líneas ... que ayudan a lograr esa melodía del poema.

En conclusión, este poema nos muestra que podemos ser libres, que mar es sinónimo de libertad. La libertad hace felices a los hombres. Los hombres sin libertad son una pampa estéril, un mar sin estrellas, una voz muerta en tierra.

Reseñas


PROMETEO SIGLO XXI
PROMETEO SIGLO XXI

Madrid, Asociación Prometeo de Poesía,
2002

La Asociación Prometeo de Poesía (declarada por la International Writers and Artists Association como la MEJOR ASOCIACIÓN POÉTICA, en 2001), acaba de editar esta bella y estricta selección de poetas iberoamericanos (94 en total). Constan en la obra autores de los diferentes países de la región: España, Argentina, Chile, Cuba, Ecuador, Guatemala, Perú, Portugal, Uruguay, Venezuela...
Entre los nombres más conocidos de la muestra citamos: Leopoldo de Luis, Juan Ruiz de Torres, Emilio Ballesteros (España); Rosa María Sobrón, Luis Ricardo Furlán (Argentina); Concha Zardoya, Alfonso Larrahona Kasten (Chile); Marta de Arévalo (Uruguay), Carlos Chacón Zaldívar, Luis Mario (Cuba); Sara Vanégas Coveña (Ecuador).
La diferente procedencia y experiencia de cada autor hace que sus poemas exhiban también variados estilos y diferentes facturas: los hay para todos los gustos y exigencias. Más o menos tradicionales o muy modernos, medianamente largos o muy cortos, fríos o muy cargados de sentimiento, aquellos que apuestan a la cotidianidad o los que se elevan sobre ella ...
La obra, que termina con la recopilación de una mínima bio-bibliografía de los participantes, es, sin duda, una muestra representativa de la poesía que hoy se está escribiendo en Iberoamérica.

Alejandra Andrade

LOS PUENTES DE ZÁRTMONT
LOS PUENTES DE ZÁRTMONT

Magaly Vanégas Coveña
Cuenca, Unión Nacional de Educadores, 2003

Persistiendo en su forma de hacer poesía con pocos vocablos y pocas líneas, Magaly presenta este, su último libro, que combina una vez más, prosa y verso. Textos sobrios, con las palabras exactas, las imprescindibles para evocar, para sugerir e imaginar un mundo distinto al de la cotidianidad, tantas veces abrumadora y gris. Así, en prosa, asistimos a la creación de paisajes idílicos, nostálgicos, o a la evocación de ciudades ocultas, misteriosas. (“Septiembre ha dejado su manto verde para vestirse de oro// En el bosque llueve flores y hojas, los pájaros se duermen en los árboles, las mariposas caen cegadas por la luz, los frutos se secan, las zarzamoras se marchitan.// Por el río, solitaria y sin rumbo navega una barca. El viento arrastra perfumes y melodías de otoño.”)
Y, en verso, leemos textos breves, muy breves; pinceladas de impresiones, sueños o sentimientos: pinceladas de vida (“Amarillo- / girasoles y retamas / marchan hacia el sol”) (“Para llegar a ti / me extiendo en el espacio / y absorbo el tiempo / que nos separa”).
Con LOS PUENTES DE ZÁRTMONT, su autora se confirma como una de las voces más sugerentes de la actual poesía cuencana y ecuatoriana.

Alejandra Andrade

PALPITACIONES DE AQUí, DE ALLá Y DEL RETORNO
PALPITACIONES DE AQUí, DE ALLá Y DEL RETORNO

Bolívar Delgado Arce
Cuenca, 2002

Bolívar Delgado Arce, miembro del Taller de Literatura de la Academia Iberoamericana de Poesía, es uno de esos escritores inquietos, buenos lectores y buenos viajeros, que van dejando en sus notas vivencias, impresiones, reflexiones...
Con PALPITACIONES DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DEL RETORNO nos entrega una interesante recopilación de textos, algunos ya editados, juntamente con otros de reciente escritura; libro de desenfadado intimismo, que consolida el trabajo, la búsqueda, los motivos recurrentes de Delgado. Al lado de piezas románticas encontramos poemas meditativos, reflexivos, a veces con un cierto matiz entre irónico y picaresco.
La naturaleza es otra constante en su obra, que lo lleva, en repetidas ocasiones, a una suave visión de carácter religioso (“Tú fuiste izado en tosco madero/ y a mí me has clavado contra el mundo mismo/¿Qué puedo decirte, dueño de nada y todo/ si soy obra de tu mano, tuyo ahora y en toda/parte?”).
PALPITACIONES DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DEL RETORNO se revela, en suma, como un libro grato, de gran riqueza temática, con bellos aciertos, en los cuales, esperamos, el autor insista, desechando algunos momentos obvios y fáciles, fortaleciendo ese trabajo de selección y criba, cuyos frutos ya empezamos a cosechar...

Sara Vanégas Coveña

Créditos


Año 3, Número 5
Abril de 2003
Brasil 3-101, Cuenca
Telefax: 818 840
e-mail: svanegas@uazuay.edu.ec


Directora:
Sara Vanégas Coveña

Colaboran en este número:
Inés Márquez Moreno, Carlos Eduardo Jaramillo, Luz Argentina Chiriboga, Marco Tulio Romero, Bolìvar Delgado Arce, Carmen Váscones, Julia Erazo Delgado, Emilio Ballesteros, Marta de Arévalo, German Pardo García, Vicente Gerbasi, José Geraldo Neres, Franklin Ordoñez Luna, Alejandro Andrade.

Diagramación:
Anl.Katherine Ortiz Vidal

La dirección no se responsabiliza por las opiniones contenidas en los artículos firmados. Se permite la reproducción parcial o total, si se cita la fuente.

Correspondencia y colaboraciones:
casilla: 01-01-1178,
Cuenca - ECUADOR
e-mail: svanegas@uazuay.edu.ec