Actividades


UDA en la prensa

Percepción de la psicopatología

Percepción de la psicopatología


La psicología es una ciencia social enfocada en el estudio del comportamiento del ser humano, donde también incluyen ciertos procesos mentales como la memoria, la atención, sensación, aprendizaje, etc. En caso de existir anomalías en el comportamiento, en el cerebro o en algún otro lado relacionado con este, entraría en contacto una rama de la psicología qué es la psicopatología

La psicopatología abarca contenidos tanto de la psicología como de la psiquiatría. La psicología y la psiquiatría están relacionadas entre sí, pero, debemos saber diferenciarlas, ya que la psiquiatría no es una rama propiamente de la psicología sino de la medicina, pues, sus estudios son basados en los procesos bioquímicos del cerebro como sus comportamientos o desbalances químicos.

La población, en su mayoría, no se encuentra asociada hacia el concepto de Psicopatología, debido a la falta de una cultura de Salud Mental o a un conocimiento nulo en cuanto a sintomatología y dudas acerca de los diferentes tratamientos, es decir, si en realidad funcionan o no.

Tipos de trastornos mentales

Hay varios tipos de trastornos, entre otros están:

1.- Trastorno de Neurodesarrollo: Son problemas que se desarrollan desde muy temprano en los niños, usualmente desde antes de entrar a su primer año escolar. Ejemplos: el autismo, TDAH y otros relacionados con el aprendizaje.

2.- Espectro de la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos: En este caso se pierde la noción de lo que es real y lo que no es real; se dan mediante alucinaciones ya sean visuales o auditivas, delirios, etc. Ejemplo, la esquizofrenia.

3.- Trastorno bipolar y trastornos relacionados: Está relacionado con los cambios excesivos de humor y episodios alterados de manía en donde el sujeto puede presentar una excitación muy alta de felicidad y, poco tiempo después, estar en un estado de depresión.

4.- Trastornos depresivos: El paciente es afectado sentimental y emocionalmente, en donde puede estar en una tristeza extrema, afectando su vida social y pierde las ganas de realizar actividades, afectando su capacidad para funcionar. Ejemplo, el trastorno disfórico premenstrual.

5.- Trastornos de ansiedad: Se caracteriza por evitar situaciones que producen ansiedad, ya sean situaciones con presión, relaciones sociales, etc. Esta emoción es un sentimiento de angustia enfocado en qué pasará a futuro; esa preocupación de que sucederá algo malo.

6.- Trastorno obsesivo compulsivo y trastornos relacionados: También llamado por sus siglas TOC, se caracteriza por una obsesión del trastorno, acciones repetidas excesivamente que afectan la vida de la persona. Ejemplo, la acumulación.

7.- Trastornos relacionados con el trauma y el estrés: La persona tiene dificultades grandes para adaptarse a situaciones de su vida. Un ejemplo común se da en soldados que han vivido situaciones extremadamente estresantes como estar en una guerra; es el trastorno de estrés postraumático.

8.- Trastornos alimenticios y de la alimentación: Son problemas relacionados con la nutrición del paciente, en cómo se percibe a sí mismo; suelen presentar síntomas de depresión y casos que son más comunes de lo que parecen: anorexia nerviosa y bulimia.

9.- Trastornos parafílicos: Relacionados con lo sexual que causan un daño potencial hacia otra persona o incluso animales. Ejemplos: pedofilia, zoofilia, necrofilia y trastorno de sadismo sexual.

Tratamiento:

Gracias al avance de las ciencias, durante los últimos años se han logrado desarrollar distintos tipos de terapia para las enfermedades mentales; estos tratamientos se dividen en dos tipos. El primero, es el tratamiento somático que, por lo general, se usan fármacos y terapias que estimulan al cerebro. El segundo, son los psicoterapéuticos, en donde se usan terapias psicológicas ya sea con la familia, con la pareja, grupales y únicamente con el paciente, en donde se realizan técnicas como la hipnoterapia, tarea de exposición y de relajación.

Mitos y verdades de la salud mental

En este campo de la salud es muy común que no se esté bien informado ya sea por falta de cultura o que no se le da la importancia que merece como una ciencia de la salud. Hay diversos mitos:

Mito: ¨los problemas de salud mental no me afectan¨. Es muy común que las personas tengan problemas de salud mental, mucho más de lo creen. Sin importar la edad que tengan, son afectados ya sea por el trabajo, estudios, colegio, universidad, incluso en el mismo hogar con situaciones de estrés, ansiedad, depresión; en situaciones más graves, esto puede llevar a un suicidio que es la décima causa más común de muerte en Estados Unidos, por ejemplo.

Mito: ¨los niños no tienen problemas de salud mental¨. Si bien, es cierto los trastornos se detectan con síntomas en adolescente de 14 años, hay que tener pendiente que no se presenten trastornos de aprendizaje. Además, los niños también pueden sufrir de estrés o ansiedad.

Mito: ¨las personas que padecen problemas de salud mental son violentas e impredecibles¨. La gran mayoría de personas que padecen de trastornos no tienen actitudes violentas. Quienes pueden llegar a ser violentos son menos del 5 % de personas con enfermedades mentales; estas actitudes pueden atribuirse a enfermedades graves mentales.

Mito: ¨no hay esperanzas para personas con problemas mentales. El avance de las ciencias y estudios realizados demuestran lo contrario, en razón de que las personas muestran mejoras, incluso, pueden llegar a tener una vida completamente normal.

Importancia de la psicopatología

La profesional Sonia Bernal, afirma que la psicopatología es muy importante en el campo médico, porque desde ahí parte el estudio científico de la conducta y cómo influye en la salud, dependiendo de su cuadro clínico, manifestaciones y desarrollo.

La especialista afirma que en el medio en el que nos encontramos, la salud mental no está bien valorada por las personas, pues, se toma más importancia a lo físico, desconociendo que depende del estado mental en que estemos, para mejorar la parte física.

Por lo tanto, considera necesario el trabajo en conjunto con profesionales de la salud y de la salud mental, a fin de resolver problemas tanto físicos como mentales, ya que los problemas de salud mental afectan el desarrollo físico del paciente. La mayoría de personas con problemas de salud aumenta el riesgo de problemas de salud, como: enfermedades cerebrovasculares, enfermedades cardíacas, diabetes, entre otras, que no permiten un desarrollo físico normal en las personas.

Por su parte, la psicóloga clínica, Alexandra Bueno, afirma que la psicopatología ha sido tema de estudio recurrente a lo largo de la historia, buscando determinar diversas afecciones que ocurren a las personas, así como su origen o causas. Ha tenido diferentes connotaciones tales como castigos de dioses o posesión de espíritus. Luego empezó a tener un carácter más biológico atribuyendo las causas a situaciones de humores o sustancias orgánicas. Actualmente, el enfoque está en analizar la diversidad de factores involucrados en su causa, pero, sobre todo, en los mecanismos para brindar alivio y generar bienestar en las personas con alguna psicopatología.

“Al tratarse de una afección psicológica (no visible como una herida o una fractura), las personas piensan que se trata de algo solucionable, donde el afectado solo debe ‘poner de su parte’. Nada más alejado de la verdad, puesto que se requiere de un tratamiento especializado e individualizado, acorde al caso”, agregó la especialista.

 

Por: Ashly Bernal y Josué Cornejo.

Psicología Clínica UDA