Actividades


UDA en la prensa

Arquitectura Sustentable

Arquitectura Sustentable


Varias propuestas se han dado desde la gestión ambiental a favor de la construcción, con el fin de motivar a una arquitectura amigable. 

La mayor problemática que asume la arquitectura en estos días, es su relación con el medioambiente, debido a que, por medio de la ejecución de numerosos proyectos, estos han repercutido de gran manera al entorno en donde vivimos, dando paso a contribuir en lo que se conoce como calentamiento global.

Actualmente, una de las mayores problemáticas que tiene el mundo es la contaminación del medioambiente. En el ámbito de la arquitectura esto tiene mucha repercusión, debido a que de las obras de construcción que se ejecutan producen gran cantidad de residuos que, a la larga, afectan al medioambiente. Además, muchos de los materiales que se emplean son fabricados con materia prima que se obtiene mediante la explotación de recursos, los cuales, dañan al entorno en el que habitamos. 

Aportar por una arquitectura amigable 

Hablar de arquitectura amigable es referirse a la construcción ecoamigable, que se enfoca en la elección de la mejor ubicación para realizar un proyecto, con el fin de evitar destruir algún ecosistema y aprovechar al máximo el uso de los recursos naturales, como el viento y energía solar. A decir de Núñez, el fin es que la edificación se integre al espacio ya existente. 

Coellar Heredia afirma que en la Arquitectura Sostenible se tiene que incluir sistemas tecnológicos en el proyecto, sin condicionar la estética ni la calidad espacial de la arquitectura. Por lo tanto, el concepto de sostenibilidad aborda todas las fases de un proyecto de arquitectura, desde su concepción y desarrollo, hasta su ejecución. Esto, a su vez, llega a tener mucho sentido porque si se quiere generar una arquitectura sustentable no debe dejarse de lado los parámetros que debe tener un proyecto arquitectónico, tanto desde su planeación hasta su ejecución, pero, considerando que, en el caso de la materia prima, se va a hacer mucho uso de nuevos sistemas tecnológicos que permitan generar energía limpia y que no afecte al medioambiente. 

Coellar también considera la importancia de una educación ecológica en las escuelas de arquitectura, para que los arquitectos apliquen los conceptos y estén conscientes de los problemas medioambientales, para así desarrollar los nuevos proyectos con visión hacia el futuro, cuidando nuestro medioambiente. 

La construcción de los edificios está produciendo grandes impactos sobre el medio ambiente, debido al consumo de recursos naturales como la energía, materiales, agua, etc.; produciendo emisiones y residuos. Por esto, el diseño debe ser eficiente y la construcción debe disminuir los impactos ambientales. Ahora los edificios son verdaderos organismos vivos que tienen que ser eficientes en todo sentido, para armonizar con las personas que lo habitan y así pensar en medidas que podemos aplicar para una vida óptima en el futuro. 

Elección de los materiales 

La elección de los materiales a la hora de construir es determinante. Por lo general, se utiliza acero, cobre, vidrio, acero, madera, polímeros, entre otros y su forma de obtención implica la destrucción de energía y hábitat. El montaje físico del edificio, por ejemplo, consume una gran cantidad de energía. Esta cosecha de energía fósil emite CO2 y contaminantes atmosféricos convencionales, además de contribuir a la extracción de recursos y la pérdida de hábitat asociada; de allí que se recomiendan alternativas para optimizar materiales en la construcción, como pueden ser: 

Pintura solar. – Es una pintura que, además de dar color y protección a las superficies (paredes, puertas, pavimentos, etc.), tiene la capacidad de reaccionar a la luz del sol para producir energía limpia y sostenible. Existen dos tipos de estas pinturas: una que produce electricidad y que se estudió y desarrolló ya hace una década; y, una nueva versión que reacciona con el vapor de agua presente en el aire, gracias a la acción de los rayos de sol y es capaz de generar hidrógeno. 

Tejas sintéticas. – De apariencia similar a las de arcilla, las tejas plásticas se diferencian de aquellas por ser mucho más livianas, llegando a pesar menos del 10 por ciento de lo que pesan las de materiales clásicos. Asimismo, presentan mejor resistencia a la compresión, tolera las variaciones significativas de temperatura, brinda mejor soporte al tránsito de personas y posee mayor resistencia a los ambientes salinos. Por tal razón, el uso de este material puede ser beneficioso para el sector de la construcción, especialmente en la zona costera, debido a que este tipo de teja tiene gran resistencia a los ambientes salinos y, de igual manera, en la sierra, cuyo material se adapta fácilmente al clima cambiante de la zona de los andes. 

Ladrillos ecológicos. – Son aquellos ladrillos que reaprovechan la ceniza del carbón, el plástico usado, que convierten la humedad ambiental en agua o que utilizan materiales naturales como el cáñamo o la paja. Por lo tanto, si optamos por esta alternativa, lograríamos optimizar el uso del ladrillo convencional por uno que sea más amigable con el ambiente y que, a su vez, tenga un costo más asequible que un ladrillo normal.

Construcción y medioambiente 

El arquitecto Fabricio Carrión, considera que las ejecuciones de obras arquitectónicas repercuten mucho en el medioambiente, debido a la gran cantidad de residuos y escombros que generan; el cemento como tal, por ejemplo, es un material que se emplea en la mayoría de obras de construcción y su uso es muy demandado. 

En algunos países se está empleando el plástico en el ámbito de la construcción, debido a que lo que se pretende es mejorar la calidad medioambiental. Para el arquitecto Fabricio Carrión, considera que, en tal caso, el plástico de las botellas que se reciclan podría emplearse, pero, no con una finalidad estructural debido a que no se sabe con certeza si su resistencia será la adecuada para emplearse en un proyecto. Sin embargo, a nivel mundial, este tipo de alternativas renovables se están empleando de manera muy demandada en la actualidad, al menos en el ámbito de la construcción donde se empiezan a dar soluciones tecnológicas bastante interesantes. 

La ingeniera Rocío Salinas considera que, si se utilizan alternativas renovables en el ámbito de la construcción, las condiciones ambientales mejorarían notablemente debido a que ya no existiría una gran explotación de recursos naturales para crear materiales de construcción. Coincidiendo con esta idea, el arquitecto Fabricio Carrión dice que el aporte de la ciencia hacia los cambios en la arquitectura debe seguir avanzando cada vez más y, de igual manera, ir solventado las diferentes problemáticas que se vayan presentando, en este caso, buscando soluciones a favor del medioambiente.

Por: José Saquicela /Arquitectura (UDA)