UDA en la prensa


La UDA da salto al futuro modernizando biblioteca

La UDA da salto al futuro modernizando biblioteca


Un pabellón de dos plantas que funciona con energía solar, espacios de trabajo individual y para trabajo grupal, accesos para personas con discapacidad, entre otros, son parte de la nueva biblioteca “Hernán Malo González”, de la Universidad del Azuay (UDA).
La edificación tiene dos nuevas alas de 728 metros cuadrados (m²) que está detrás del local antiguo que está siendo remodelado y tiene (900 m²). Las dos áreas se conectarán por un puente que ha sido denominado como el “Puente al Futuro”.
Francisco Salgado, rector de la UDA, explica que actualmente la biblioteca se considera como el “corazón” de una universidad, de ahí que este espacio ha sido pensado para los personas y es de acceso abierto.
“Antes los libros llegaban a los estudiantes a través de los bibliotecarios. Ahora los jóvenes son los que llegan a los estantes y eligen los libros…”, explica.
La biblioteca cuenta con áreas para trabajo individual, así como cuatro áreas para trabajo en grupo, que cuentan con una pantalla y conexión a Internet para que los alumnos se conecten mediante video conferencias con grupos de estudiantes de otras universidades. Estos espacios son insonorizados para que no afecten al resto de usuarios.
Las estanterías están en el primer piso, mientras que el resto de zonas están en la planta superior. La construcción está rodeada de vidrio lo que permite la iluminación de luz natural.
Salgado señaló que en medio de los dos bloques, el nuevo y el antiguo, se construye un jardín, con plantas y flores, y espacios para descanso.
El rector destaca que la obra fue diseñada por los profesores de arquitectura y la construcción está a cargo de los docentes de ingeniería. Además, los alumnos participaron en concursos de propuestas para la obra.
Paola Merchán, coordinadora de la biblioteca, menciona que entre los dos bloques hay capacidad para 350 personas.
En cuanto a las innovaciones, se tiene un dispositivo que permite la lectura a quienes tengan problemas de visión, ya que traduce el texto en audio.
A decir de Merchán, en el sitio se promueve el uso de la tecnología, por esto cuentan con tres colecciones de libros digitales y accesos a bases de datos para facilitar la búsqueda de los usuarios.
La biblioteca está abierta al público en general y atiende de lunes a viernes, desde las 08:00 hasta las 21:00; y, los sábados, de 08:00 a 13:00.

 



Compartir: