UDA en la prensa


Nuevas herramientas para enseñar Medicina

Nuevas herramientas para enseñar Medicina


Nuevas herramientas para enseñar Medicina

 

Para estudiar la anatomía humana, los alumnos de medicina ya no necesitan el cuerpo de una persona fallecida, pues ahora los médicos en formación exploran el cuerpo humano de forma virtual en una “mesa de anatomía”.

Este es uno de los equipos tecnológicos que se suman a los laboratorios de simulación y a las impresoras de tres dimensiones (3D) con los que cuentan las facultades de Medicina.

La Universidad de Cuenca y la del Azuay (UDA), posee cada una “mesa de anatomía”. Esta consiste en una tablet gigante, que tiene una pantalla de unos dos metros (m) que permite ver los cortes del cuerpo humano por segmentos y su funcionalidad. Por ejemplo, la circulación del corazón, el hígado, riñones y otros.

Los órganos y tejidos del cuerpo se ven de forma tridimensional, su posición, estructura, conformación y correlación de los órganos.

A más de esto la mesa tiene un dispositivo que permite visualizar las células que conforman los órganos, detalla Bernardo Vega, decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Cuenca.

El dispositivo se adquirió recientemente y todavía no se utiliza en las clases, ya que los docentes están aprendiendo a utilizarlo.

Mientras que en la UDA, cuentan con la “mesa de anatomía” desde el 2015, comenta Marco Palacios, coordinador de la Carrera de Medicina del alma mater.

El equipo se usa para las clases con los alumnos de los primeros años y tiene un programa que permite usar imágenes de un tomógrafo para representarlas en la pantalla.

 

Innovaciones

A más de la “mesa anatómica”, en abril pasado la UDA adquirió una impresora 3D. El dispositivo permite imprimir huesos, costillas, cráneos y otras piezas para que los alumnos se familiaricen con el tamaño real y hacer sus prácticas, indica Palacios.

Incluso se está gestionando adquirir materiales que sean similares a otros órganos como hígados o el corazón para imprimir réplicas de estos y los estudiantes practiquen en los mismos.

“Las impresiones de los huesos tienen el color y el tamaño real de las partes del cuerpo humano…”, comenta.

En el caso de la Universidad de Cuenca, tiene un Centro de Diagnóstico que da atención a bajo costo y con profesionales médicos en acupuntura, electroencefalograma, fonoaudiología, exámenes y pruebas de laboratorio.

La institución compró un equipo para análisis de biología molecular que permite detectar enfermedades como el Virus de Papiloma Humana, que causa el cáncer de útero, cuyos resultados se entregan en dos horas, así como diagnosticar enfermedades de transmisión sexual, asevera Bernardo Vega, decano de la Facultad de Ciencias Médicas de este centro de estudios.

 

Simulación

Las dos universidades tienen Salas de Simulación con maniquís a escala humana para que los estudiantes practiquen los procesos como el parto, intervención de hemorragias, revisión del feto y otros procedimientos médicos.

En estas salas se capacitan a los alumnos de los últimos años con la intención de que participen en un escenario casi idéntico a lo que ocurre en un hospital y un quirófano.

Los decanos coinciden en que la actualización debe ser permanente en la enseñanza de la carrera.

 



Compartir: