UDA celebra el día del Orgullo Ecuatoriano

Actividades


Corresponsales

UDA celebra el día del Orgullo Ecuatoriano

UDA celebra el día del Orgullo Ecuatoriano


9:58 a.m. Se observa a los organizadores dando los últimos retoques a la Plazoleta de la Universidad, para poder empezar con el programa en honor al día del orgullo ecuatoriano, que se celebra cada 24 de septiembre -desde hace tres años- gracias a la iniciativa de la Corporación Mucho Mejor Ecuador, con el fin de estimular el consumo de productos hechos en el país.

Los invitados empiezan a llegar poco a poco y a rodear el lugar. Frente al Auditorio General un arco de globos tricolor es el fondo del escenario por medio del cual el Rector Francisco Salgado da la bienvenida al evento y prosigue con su discurso, recomendando que se consuma lo propio: “Solo apoyando lo nuestro el país prosperará”.

Además, el consumo de lo local ayuda al medio ambiente, lo cual en la actualidad es un tema de gran interés y valor, debido a las consecuencias negativas que se están produciendo como efecto del calentamiento global.

Posteriormente, toma la palabra Augusto Tosi, Presidente del Directorio de la Corporación Mucho Mejor Ecuador, quien expone que “se debe reconocer a un Ecuador de calidad, pues ya no estamos en los tiempos de antes en los que ser ecuatoriano significaba ser inferior, ahora estamos haciendo las cosas mejor”.

A continuación de los discursos, se hace la invitación a la participación de los juegos tradicionales. El primero es el de las conocidas ollas encantadas, las cuales -adornadas con papel de seda de los colores de la bandera- cuelgan de dos árboles de la Plazoleta.

La primera participante a la que se le concede un palo de madera para que golpee la olla llena de dulces es la Vicerrectora Académica, Martha Cobos, seguida por Augusto Tosi y el Rector.

Entre risas y aplausos se procede a la siguiente y última actividad, que es el baile de los trompos, en el que entran a participar todas aquellas personas que se creen capaces de lograrlo.

Y aunque varios lo intentan y no todos lo consiguen, se puede notar la satisfacción de los concursantes que sonríen agradecidos por la oportunidad de jugar.

Emilia Vera

Corresponsal de la Universidad del Azuay