Nuevos equipos para la maestría en cambio climático

Actividades


Corresponsales

Nuevos equipos para la maestría en cambio climático

Nuevos equipos para la maestría en cambio climático


Entre septiembre y octubre, la Universidad del Azuay adquirió nuevos equipos para el programa de maestría “Cambio climático, agricultura y desarrollo rural sostenible (MACCARD)”.

Esta maestría pertenece al programa Erasmus+, lo que significa que se dicta en diferentes universidades alrededor del mundo y las instituciones participantes tienen acceso a financiamiento de la Unión Europea. Por tal motivo, la UDA ha podido adquirir los equipos que servirán para que los estudiantes puedan llevar los conocimientos teóricos a la práctica y realizar tesis de investigación.

MACCARD es una maestría que tiene características especiales, pues los alumnos pueden viajar por un mes con financiamiento del programa y, autofinanciados, pueden tomar asignaturas en las universidades participantes. 

En el programa participan investigadores de la UDA de la Escuela de Ingeniería Ambiental, Biología y del IERSE (Instituto de Estudios de Régimen Seccional del Ecuador), así como docentes internacionales.

En cuanto a los equipos, el primero -según comenta en una entrevista Ana Ochoa, coordinadora del programa- es una estación meteorológica, instalada en la facultad de Ciencia y Tecnología, para que los estudiantes de MACCARD puedan manipular y ver cómo funciona cada uno de los sensores, además de analizar los datos y utilizarlos en asignaturas.

“Esta estación monitorea variables de precipitación, radiación solar, temperatura, humedad del aire y presión atmosférica”, explica Ochoa.

Por otro lado, está el equipo de suelos que extrae muestras inalteradas, lo que permite identificar sus características en campo. Esto tiene múltiples aplicaciones, una de ellas es analizar el impacto del cambio climático en la agricultura. 

“También está el lisímetro, que da a conocer cuál es la evapotranspiración de la vegetación, lo que también tiene aplicaciones agrícolas, pues aquí es importante saber cómo transpiran las plantas y cuánto de agua se pierde durante la evaporación”, menciona Ochoa.

Otro de los equipos es el de monitoreo de calidad del agua, que será utilizado por los estudiantes para que analicen los contaminantes en los ríos y sus efectos en los ecosistemas.

Además, el programa adquirió una pizarra interactiva, una impresora, y Ochoa sostiene que se tendrán nuevos equipos hasta el inicio de la maestría en mayo.

Emilia Vera

Corresponsal UDA