La UDA innova en la fabricación de medidores de CO2

Actividades


Corresponsales

La UDA innova en la fabricación de medidores de CO2

La UDA innova en la fabricación de medidores de CO2


Uso de la mascarilla, distanciamiento social y ventilación son los principales requerimientos para este retorno a clases presenciales. Sin embargo, en la Universidad del Azuay se ha gestionado un protocolo de bioseguridad, que en gran parte resalta por la implementación de medidores de dióxido de carbono (CO2).

Los equipos han sido desarrollados en su totalidad por docentes y estudiantes UDA. Con estos dispositivos se busca obtener control de tres parámetros en torno a la calidad del oxígeno: CO2, temperatura y humedad.

En la creación de estos dispositivos han colaborado activamente estudiantes de Diseño de Objetos, puntualmente en la producción de carcasas, e Ingeniería Electrónica para el acoplamiento de piezas, que en su mayoría fueron adquiridas en el exterior. Además, se contó con el apoyo del Departamento de Tecnología de la Información.

“La principal característica de nuestros equipos, y a diferencias de otros en el mercado, es la aplicación que hemos desarrollado, donde todas las medidas se reportan en una base de datos para posteriormente hacer un análisis completo”, afirmó Andrés López, Decano de la Facultad de Ciencia y Tecnología.

Al ser un proyecto que duró cerca de cinco meses, se realizaron diversas pruebas de los equipos en las aulas de la universidad con varios tipos de aforos.

Para poner en marcha a estos monitores se debe esperar alrededor de diez minutos. Según regulaciones internacionales, las medidas adecuadas en exterior deben marcar alrededor de 400 partes por millón (PPM) y en interior entre 500 y 800 PPM.

Favio Bohorque, Coordinador de Seguridad y Salud Ocupacional de la Facultad de Ciencia y Tecnología, explicó los modelos de medidores elaborados:

“Existen dos tipos de modelos y se usan de manera jerárquica. El primero es un sensor catalítico, que tiene una fiabilidad regular debido a su tiempo de estabilización que oscila los diez minutos. Cuando uno de los indicadores presenta un pico se da paso a nuestro segundo medidor, que es de sensores infrarrojos. Con este se verifican cada aula tres veces, si los indicadores siguen siendo los mismos se procede a evacuar del salón”.

Ibrahim Rodríguez

Corresponsal UDA