La práctica académica no es un ejercicio neutro de transmisión, creación de conocimientos y de vinculación con la comunidad. Por el contrario, es una práctica que crea mundo, construye el objeto de estudio volviendo significativos a determinados elementos y relaciones de la realidad compleja.

Así, entonces, es imprescindible que vayamos colectivamente construyendo esa realidad que queremos estudiar, lo que supone empeƱarnos en ir dibujando un horizonte teórico desde el cual miremos la realidad y desde el cual demos sentido a nuestra práctica académica. Construir nuestro “lugar de enunciación” del quehacer académico.

Construir nuestro espejo

Esta tarea se vuelve más necesaria en la situación actual, en la cual la universidad ecuatoriana, respondiendo a la nueva estructura legal, administrativa y académica, ha orientado sus mayores esfuerzos en ajustar su arquitectura reglamentaria y administrativa, postergando la autorreflexión, su mirarse en el espejo para reflexionar sobre su sentido profundo, realizar su autocrítica e imaginar su futuro.

El Simposio es un espacio de encuentro para pensar la Universidad como institución humana: su sentido, crítica y prospectiva.
Es un espacio permanente en el cual la universidad se piensa a si misma para, en ese pensar, sustentar su quehacer académico


Desarrollar el debate de pensamiento sobre la Universidad, desde una perspectiva teórica y con especial énfasis en América Latina.